8/4/08

LA CATA DEL CAFÉ


Diferenciar y dar nombre es siempre un buen sistema para poder identificar y por esto mismo en el aroma, cualidad destacada del café, se ha investigado para saber qué influye en el mismo.El aroma de cualquier café se puede percibir primero de manera inmediata al tomar una taza de café caliente, o el grano tostado, y acercarlo a la nariz. Percibimos de esta manera el aroma que atrae a cualquier amante de esta bebida.Un segundo punto de contacto con el aroma se produce una vez que hemos tomado esa taza de café. Al pasar la bebida por la garganta se produce una subida de los compuestos más volátiles por la zona retronasal percibiéndose de esta manera el aroma de una manera más íntima.Es cierto que el número de esos compuestos volátiles es muy elevado y cada poco tiempo se descubren más con lo cual no sería de extrañar que en una taza de café se pudieran identificar 1000 de estos compuestos, ahora bien la influencia que cada uno de ellos tiene en el aroma que cualquier persona puede identificar no es tan elevado ya que no todos llegan a un umbral mínimo de concentración para que pueda considerarse significativo.Algunos de estos compuestos volátiles son responsables del aroma terroso, mantecoso, picante, especiado, afrutado,…

No hay comentarios:

Entradas populares