4/4/08

SIETE VINOS ESPAÑOLES SE ALZAN CON EL GRAN BACCHUS DE ORO


Vinos de Asustria, Portugal y Francia también consiguen uno de los preciados galardones.
La VIII edición del Concurso Internacional de vinos Bacchus 2008 ha concluido en Madrid con la proclamación de los vinos que han logrado obtener un Gran Bacchus de Oro, el máximo trofeo. En esta ocasión diez fueron los vinos que lo consiguieron, siete de ellos españoles, completando la lista representantes de Austria, Portugal y Francia. Entre los vinos de España, cuatro de ellos pertenecen a distintas denominaciones andaluzas.
Los ganadores españoles del preciado trofeo han sido dos vinos de la D.O. Jerez, ‘Tradición Pedro Ximénez VOS’ de Bodegas Tradición y ‘Apóstoles Palo Cortado’ de González Byass, ‘Zumbral 2005’ de la D.O. Málaga y elaborado por Bodegas Dimobe, ‘PX Araceli Viejo’ de Aragón y Compañía amparada por la D.O. Montilla Moriles, ‘Marco Real Reserva de Familia 2004’ de la D.O. Navarra, ‘Mussai de Tinto Roa 2005’ de Bodegas y Viñedos Rauda de la D.O. Ribera del Duero y ‘Can Majoral Son Blanc 2006’ de la joven D.O. Pla i Llevant.
El Concurso bianual Bacchus en su última edición no sólo ha registrado cifras récord en cuanto a vinos participantes, con un total de 1.683, sino que ha sido testigo de la mayor congregación de catadores internacionales de sus doce años de vida, con más de 80 profesionales procedentes de 17 países quienes se han encargado de otorgar un total de 505 galardones, 145 Bacchus de Oro y 350 Bacchus de Plata, que se unieron a los diez Grandes Bacchus de Oro.
De estos 505 trofeos, los vinos españoles han logrado auparse con 448, de los cuales 126 han sido para vinos procedentes de Castilla y León, 59 de La Rioja, 43 de Cataluña y 42 de Andalucía, siendo estas las zonas más destacadas.
Bacchus 2008, organizado por la Unión Española de Catadores (UEC) cuenta con el aval del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación (MAPA) y de las principales organizaciones internacionales del mundo del vino. Al igual que en pasadas ediciones, el Concurso se rigió bajo los estrictos criterios dispuestos por la OIV (Organización Internacional de la Viña y el Vino) para este tipo de competiciones.
Esta normativa impone el total anonimato de los vinos participantes, lo que asegura la total objetividad de los catadores en la evaluación de los mismos, así como el rango de puntuaciones que se establecen a la hora de otorgar las preciadas medallas “Bacchus”. De esta manera, los grandes Bacchus de Oro se limitan a puntuaciones comprendidas entre 95 y 100 puntos, mientras que los Bacchus de Oro y Plata corresponden a puntuaciones superiores a 90 y 85 puntos respectivamente.

No hay comentarios:

Entradas populares